• Javier Cebreiros

El arte de parar para avanzar

Llevo varios años entrenando mi capacidad de parar. Quizás podamos hablar de sus sinónimos: priorizarse, aprender a decir que «no», perpetrar, pensar a largo plazo… cantidad de palabras que parten de un mismo descubrimiento que me cambió la vida: el autocuidado (gracias querida Alba Nogareda).


¿Cuándo ha sido la última vez que has parado de verdad?


Puede que conozcas este aprendizaje por la metáfora del leñador que se para a afilar el hacha o el corredor que se detiene a atarse las zapatillas para llegar más rápido. Lo curioso es que, aunque sabemos lo que es importante para nosotros, a veces nos imagino como corredores sin cordones yendo rápido hacia un árbol y con el hacha sin afilar.


¿Quién te garantiza que no llevas tres años corriendo sin sentido?

De aquí esta propuesta: parar para avanzar. En 2016 hice, por primera vez, algo tan disruptivo en mi vida como simple para los demás: parar un mes. Y no me refiero a las vacaciones (necesarias) sino a parar un mes en medio de la tormenta; abril u octubre, por ejemplo. En mi caso lo hice yéndome fuera, pero puedes cambiarlo por pedir una excedencia, cerrar cuatro semanas, trasladarte momentáneamente al rural o pedir un mes sin trabajo y sueldo.


Adáptalo a la realidad que tengas pero, sobre todo, piensa: ¿eres capaz de parar un mes? ¿Y un año? Lógicamente, hay mil condicionantes que lo dificultan: desde el coste económico al entorno, pasando por los hijos o las necesidades básicas. Mi pregunta es: ¿cómo sabemos que avanzamos bien si nunca nos paramos a pensarlo? ¿Puede que parar sea lo más inteligente en algún momento? (¿Puede que incluso sea lo mejor para tus proyectos, necesidades, hijos o carrera profesional?)


Agobiados por muchas circunstancias complicadas olvidamos la importancia de este ejercicio, entrando en un bucle del que es difícil salir y, por tanto, una forma de vida que difícilmente mejorará.


Y aunque la invitación a parar se entiende fácilmente, la principal duda es obvia: ¿cómo parar en un mundo que va a toda velocidad? Quiero compartir contigo uno de los aprendizajes que más impacto ha tenido en mi vida gracias a esas paradas; la herramienta que hace posible (adaptándose a cualquier realidad) realizar este ejercicio: desarrollar nuestra capacidad para decir que «no». Yo lo aprendí sin querer; el simple cambio de entorno la entrenó de forma automática por facilitar muchos «noes».


Resulta que estando en Alemania no podía ir a una reunión familiar, un café profesional en Galicia, ver el Celta con mi amigo o ayudar a mi cuñado con la mudanza. Sencillamente, tenía el triple de tiempo por el hecho estar en otro lugar y me preguntaba: ¿y si esto dependiese de mí? ¿Por qué no me pasa en Galicia? ¿Y si parar es solamente aprender a decir que no?


Decir que no = decirse que sí.

Mi ámbito es la comunicación y entonces me entendí: ¿cómo voy a escuchar a otra persona si no me escucho? ¿Cómo voy a cuidarla si no me cuido? Tuve que llegar a la tranquilidad que me dio la pausa y la distancia para comprenderlo y, hoy, aún recomendándote una pausa, te digo que el ejercicio más poderoso es elegir nuestro tiempo de un modo en el que nos cuidemos. Elegir decir que no o, lo que es lo mismo, elegir decirse que sí; ser siempre conscientes de que podemos elegir (aunque hacerlo sea complicado).


Los Caligaris cantaban algo genial: «que corran todos los demás, nosotros vamos caminando; para llegar no hay que correr, tan solo hay que seguir andando». Curiosamente, parar es importante para seguir caminando y llegar lejos; por eso te animo a decir que «no» y practicar el maravilloso arte de parar para avanzar.

Javier Cebreiros cebreiros.com


 

Sobre Javier Cebreiros | Doctor en comunicación, imparte conferencias y forma a equipos empresariales con un mensaje propio basado en las emociones y la autenticidad | Instagram · Twitter · Linkedin · Libro de comunicación (11ª Ed.)


116 reflexiones para mejorar tu día a día - Javier Cebreiros

 

Información para revistas o blogs | Si desea compartir este artículo en una revista o blog, así como sus imágenes, póngase en contacto con nosotros en: administracion@cebreiros.com


Aviso Legal  ·  Cookies  ·  Política de privacidad  ·  Todos los derechos resevados

Gracias por el mensaje.
Contactaremos en breve.

Contacto

Escribe al correo electrónico administracion@cebreiros.com para cualquier consulta.

Blog de Javier Cebreiros